Cartas a Marilyn

07 julio 2005

Solamente quería decirte

Querida Marilyn:

Esta carta sólo tiene un motivo y una causa. Bebe de una sola fuente, de un lugar alejado y escondido en donde tu y quizás yo podemos llegar. Es un lugar donde no hay personas, donde el cuerpo físico no existe y el alma humana se desnuda. Hay un lago de agua tranquila y del mismo color que tus ojos: de un azul tan bonito que no encuentro palabras para describirlo. Y alrededor del lago hay un bosque donde la naturaleza y su alma reinan alejados de la maldad humana, hablando en un idioma desconocido para todos nosotros. Y sentados a la orilla del lago, viendo el bonito paisaje que nos rodea y, lleno de toda el alma y la savia de ese paraiso, te miro a los ojos y te digo con todas las palabras surgidas desde el alma que te quiero. Solamente quería decirte eso, Marilyn.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal